• Inicio
  • Noticias
  • El éxito de la restauración de pinares con especies rebrotadoras se incrementa en pinares con densidades moderadas.

Noticias

El éxito de la restauración de pinares con especies rebrotadoras se incrementa en pinares con densidades moderadas.

  • febrero 22, 2022
  • Opcional

L. Morcillo, D. Turrión, S. Soliveres, E. Chirino, V.R. Vallejo, A. Vilagrosa. https://doi.org/10.1016/j.foreco.2022.120098

En la Cuenca Mediterránea, los pinares monoespecíficos son ecosistemas muy frecuentes debido principalmente a su uso extensivo en programas de reforestación y a la colonización natural de campos de cultivo abandonados. En este contexto, la introducción de especies leñosas rebrotadoras podría aumentar la diversidad de especies y la diversidad de respuestas frente a perturbaciones como el fuego o la sequía. Sin embargo, el establecimiento de la plantación puede verse comprometido si la competencia con los pinos supera al efecto beneficioso (por ejemplo, mejora de las condiciones microclimáticas) sobre estas especies. En este sentido, el manejo de la densidad de pinar puede proporcionar un equilibrio “óptimo” entre la facilitación y la competencia para maximizar el éxito en la introducción de especies características de los bosques más maduros, manteniendo un estrato arbóreo.

En esta reciente publicación se estudia el efecto de la densidad de pinar en el éxito de la introducción de especies rebrotadoras, 10 años después de su plantación.

Los principales resultados muestran que la respuesta de las diferentes especies varió en función de la estrategia funcional de cada una de ellas (arbustos y árboles esclerófilos, plantas de hoja coriácea adaptadas a condiciones de estrés hídrico y árboles malacófilos, especies de hoja blanda con menor tolerancia a la sequía), de la densidad del pinar y del tiempo. En general, altas densidades de pinar favorecieron la supervivencia, mientras que densidades medias favorecieron un mayor crecimiento de las plantas. El análisis del efecto relativo de la densidad de pinar puso de manifiesto que las interacciones entre el pino y los plantones introducidos empezaron a ser detectables 2-3 años tras la plantación, intensificándose con el tiempo.

En conclusión, realizar una plantación bajo una cobertura óptima de pinos, equivalente a 300-400 árboles/ha, maximizaría tanto la supervivencia como el crecimiento de especies rebrotadoras de estadios de sucesión avanzados. Este resultado contribuye al conocimiento de la gestión adaptativa para llevar a cabo programas de reforestación más eficientes y aporta criterios para decidir las densidades de pinares más adecuadas para mejorar la diversidad de estos ecosistemas y, por tanto, su resiliencia.

Referencia:

Morcillo, L., Turrión, D., Soliveres, S., Chirino, E., Vallejo, V. R., & Vilagrosa, A. (2022). Moderate pine cover maximizes 10-year survival and growth in late-successional species of contrasting functional strategies. Forest Ecology and Management, 509, 120098.

https://doi.org/10.1016/j.foreco.2022.120098

Noticias relacionadas

Volver a noticias